¿Te resulta difícil comprometer a tu equipo de trabajo? 5 comportamientos claves para lograr una mayor efectividad

Publicado por Kriterion-Admin el 7 de enero, 2019

Empiezo el año 2019 enfocado en lo que se trata el desarrollo de la gestión de personas o gestión del talento humano a través de los líderes de la organización, convencido en que no hay un mejor líder que aquel que alcanza el logro de sus metas enfocado en las personas y su equipo de trabajo. Puede que usted sea un profesional extraordinario o dotado de los mejores conocimientos o técnicas, pero si no logra conectar con su equipo, comprometerlo con la mística organizacional e inspirarlo para luchar por el logro de las metas de equipos, es altamente probable que su efectividad como ejecutivo o líder este comprometida a corto plazo.

Los que me han escuchado en mis conferencias y los que han tenido la oportunidad de compartir conmigo en mis docencias universitarias saben que esto es algo que siempre he enfatizado. Creo que lo aprendí hace muchos años cuando tuve el privilegio de trabajar con un extraordinario líder como lo es el Señor Ernesto Burri, ejecutivo y empresario con una gran visión y liderazgo inspirador con quien tuve la oportunidad de compartir en múltiples reuniones y eventos; un líder de esos que marca un ante y un después en la vida de cualquier profesional, por su gran poder inspirador, por su grandeza interna, pero sobre todo por su valioso enfoque en las personas y en los clientes.

Con el tiempo y la experiencia, he comprendido que una forma de lograr el apoyo y compromiso de los miembros de tu equipo es cuando te enfocas en cinco puntos claves de la gestión pero que tienen mucho que ver con el lado humano, los cuales, sin dudas, fortalecen al líder, pero sobre todo al equipo, los cuales trataré de resumir brevemente:

1. Definir y comunicar con el equipo los objetivos y metas a lograr y la manera en que los estaremos trabajando. Expresar la relevancia que tiene el alcance de estos para la organización y para el equipo. Es un espacio de negociación de expectativas, tanto por parte de los miembros del equipo, como del líder. Cada uno de los miembros del equipo deben sentir que sus opiniones son importantes y que son escuchadas y tomadas en cuentas para los acuerdos. Cuando logramos esto, los hacemos parte del resultado mismo.

2. Proveer de herramientas y equipos necesarios que apoyarán a los miembros del equipo la facilidad para trabajar y alcanzar las metas que se deberán alcanzar. Cuando los colaboradores no cuentan con las herramientas necesarias, generan un alto sentimiento de frustración y decepción y abandonan su compromiso para ir tras las metas.

3. Asegurar que el equipo cuenta con las competencias y formación necesaria para desarrollar su trabajo o las encomiendas dadas, pero sobre todo mostrarle nuestra apertura e interés para apoyarles, guiarles y acompañarlos tantas veces como ellos necesiten. Lo último que debemos generar en este espacio es la emoción del miedo y el temor a decir “no sé”.

4. Dar seguimiento al avance del trabajo, brindar una retroalimentación oportuna y continua conforme se necesite, pero más importante aún es continuamente llenar el tanque de energía y entusiasmo de los empleados con un buen reconocimiento al progreso alcanzado y el buen trabajo realizado. No significa que siempre hay que darlo, sino solo cuando aplique destacar y valorar el esfuerzo realizado. Es posible, que en algún momento los empleados hayan fallado por razones personales, es entonces el momento de interesarnos por el bienestar de estos y lo que le
pueda estar pasando a ellos a o su familia, mostrarle todo nuestro interés en apoyarles y que alcance de nuevo su tranquilidad. Inclusive cuando logramos establecer lazos de amistad, fundamentado en el respeto y la valoración del ser humano, logramos establecer un nexo social y afectivo que permanece a través del tiempo y supera la relación puramente laboral.

5. Es interesante que en cada desafío o asignación que le pongamos al colaborador, lo vinculemos a su desarrollo y crecimiento profesional, traducido en aprendizaje, experiencia y crecimiento profesional. Cuando el colaborador siente que el líder se interesa en su crecimiento y desarrollo, logramos generar un mayor nivel de compromiso y apoyo.Estoy seguro de que existen muchos otros factores que deben ser considerados, algunos de los cuales tendrían que responder a la realidad sociolaboral en la que operan, pero si promovemos el desarrollo de estos cinco comportamientos que hemos mencionados, habremos generado en los miembros del equipo una sensación de mayor aprecio, bienestar, valoración, involucramiento y por tanto compromiso de ellos con su trabajo, el líder y la empresa.

 

Jose Manuel Lama G.
Socio Director Kriterion